Sororidad: hermandad entre mujeres

sororidad

Toda reivindicación social, ética, política… a lo largo de la historia, se ha valido del lenguaje para generar nuevos términos que ayudaran a explicar nuevas realidades.

El movimiento feminista ha tomado conciencia de cómo durante siglos el patriarcado ha incentivado la competitividad entre mujeres frente al valor otorgado a la lealtad entre hombres. Por eso es clave que en la lucha feminista exista una alianza real entre mujeres.

Cánticos como “tranquila hermana aquí está tu manada”, “si tocan a una nos tocan a todas” representan a la perfección el sentimiento de sororidad entre todas ¿pero qué significa esta palabra?

¿Qué es la sororidad? definición

La palabra sororidad proviene del latín soror (hermana), es un neologismo empleado hace años por el feminismo para expresar el sentimiento de hermandad y solidaridad entre mujeres y crear redes de apoyo que ayuden en la lucha por la igualdad.

Las tres gracias, sororidad

Algunas de las voces más relevantes dentro del feminismo contemporáneo, otorgan una mayor dimensión al término, por ejemplo, la escritora y feminista Nuria Varela, autora del best seller “Feminismo para principiantes” (2oo5),  sostiene que la sororidad debe entenderse como una forma de vida, una rebeldía ante el patriarcado que ha impuesto el enfrentamiento entre mujeres.

Otro ejemplo es la filósofa y feminista Clara Serra, que define la sororidad como un pacto entre mujeres.

Sororidad según la RAE

La reivindicación por utilizar neologismos o dotar de nuevo significado a palabras ya existentes, es también la reivindicación por su incorporación al lenguaje por parte de las academias de la lengua.

La Fundéu (Fundación del español urgente) incluyó el término como válido en 2016, cuando su aparición cada vez estaba más presente en los medios de comunicación vinculada a noticias y artículos feministas.

Finalmente, en 2018, la RAE (Real Academia Española de la lengua) también incorporó la palabra sororidad a su diccionario atendiendo a su connotación dentro de la lucha feminista, otorgándole la siguiente definición:

Sororidad: del lat. soror, f. “Relación de solidaridad entre las mujeres, especialmente en la lucha por su empoderamiento.” (RAE, 2019)

El origen del término

El primer documento en castellano donde se emplea el término sororidad es en un texto de Miguel de Unamuno, en el que precisamente el autor plantea la necesidad de una palabra que defina el amor entre hermanas, al igual que existe “fraternidad” en el caso de los hermanos.

“¿fraternal? No: habría que inventar otra palabra que no hay en castellano. Fraternal y fraternidad viene de frater, hermano, y Antígona era soror, hermana. Y convendría acaso hablar de sororidad y de sororal, de hermandad femenina.”

La tía Tula, 1921 (Miguel de Unamuno)

Pero esta reflexión de Unamuno no tuvo mayor relevancia en la implementación del término ni en su uso en castellano.

No sería hasta la segunda ola del feminismo (desde los años 60 hasta finales de los 80), cuando la estadounidense Kate Millet, autora de Política Sexual (1970), acuñase la palabra “sisterhood” para referirse a lo que hoy entendemos por sororidad.

kate millet

En 1989,  la antropóloga mexicana Marcela Lagarde, observando que el término ya se empleaba en otros idiomas, rescató la palabra sororidad para el castellano en el contexto de la lucha feminista, definiéndola como: “…amistad entre mujeres diferentes y pares, cómplices que se proponen trabajar” , “…que se encuentran y reconocen en el feminismo.”

La última ola del feminismo ha sido la encargada de revivir con fuerza esta palabra e incorporarla definitivamente a la lucha de todas.

No hay comentarios

Envía un comentario